12 contratiempos que los atletas encaran


Los regresos pueden ser pequeños, como recuperarse de un error o una penalidad en un juego, o grandes, como volver a un deporte después de una lesión grave o una ausencia larga. Para un campeón, no hay nada más magnífico o memorable que tener un gran regreso. Mientras mayor sea el contratiempo, hay mayores oportunidades para aprender y se encuentra más gloria y satisfacción después de un regreso exitoso.

Un campeón debe responder a algunos, y posiblemente a todos, de estos 12 contratiempos comunes en la vida deportiva:

  1. Un error
  2. Ir abajo en un juego (o carrera, pelea, partido, serie)
  3. Derrotas apabullantes
  4. Decepción aplastante
  5. Los “por poquito”, victorias cercanas
  6. Estar en la banca
  7. Bajones de rendimiento
  8. Las bajas (o altas) expectativas de otros
  9. Una lesión o enfermedad
  10. Ausencia extendida
  11. Presión para continuar ganando
  12. Bajas en el estado físico
Paul George, de regreso de una fuerte lesión

Paul George, de regreso de una fuerte lesión

¿Cómo lograrás tu meta y cómo te puedes adaptar y responder a estos retos? El pasar por estos reveses en los deportes y en otras áreas de la vida es perfectamente normal, ya que nadie puede evitar ese tipo de cosas. Ahora, el cómo elijas manejar las adversidades -como amenazas o retos- es lo que hace la diferencia. “Uno puede escoger el regresar a la seguridad o ir adelante al crecimiento”, escribió el psicólogo Abraham Maslow. “El crecimiento se debe elegir una y otra vez; el temor debe ser superado una y otra vez”.

Todos queremos que el pensar, sentir y actuar como un campeón sea parte de nuestra vida diaria porque, afrontémoslo, las exigencias y las dificultades son parte de todos los aspectos de la vida. El moverse de retador a campeón quiere decir salirse de tu zona de confort, el usar tu fuerza interior y el replantear las situaciones complicadas como oportunidades de crecimiento y posibilidades de remontadas.

Llegar a la cima requiere de trabajo duro, algo de suerte y soporte positivo. Sin embargo, para un regreso se agrega el potencial de fallar, de una lesión, del temor y de la crítica. ¿Cuál suena más dura? Un regreso, por supuesto.

¿Te rindes después de una competencia, un juego o una reunión duras? Es importante darse cuenta de que todos los campeones han cometido errores, ¡más de los que puedas contar! El psiquiatra Milton Erickson comenta, “junto con los éxitos, obtén un número adecuado de fracasos”. El recoger fracasos en lo deportivo es como te reinventas y regresas a la competencia como un atleta superior. Míralo de esta manera: los fracasos pueden ser una fuente de motivación, no de desánimo.

Al contrario de los retadores, los campeones se alimentan de abrazar los retos porque estos los motivan y los hacen sentir vivos, mejoran su competitividad como atletas y les permiten madurar como individuos. De hecho, los campeones ven todo como una prueba para su propia mejora.

¿Cuál es tu excusa?

173


Acerca de Arturo Barajas

Ingeniero en sistemas por elección, geek por convicción. Fan de la literatura fantástica y de ciencia ficción, de la música rock y de la tecnología en general.